Ver búsqueda avanzada
1
Lugar: Caso - Tipo: Comida tradicional

Caleao
Caso (Asturias)
Ver Mapa
Teléfono: 985612834

Dispone de alojamiento

En una casona de piedra centenaria se ubica este hotel-restaurante. Cuenta con una reconocida cocina tradicional donde comer fabada, pote, picadillo o cabrito guisado. De postre, se recomienda probar el queso casín con dulce de manzana.hotel, hostal, albergue, alojamiento

1 Opinión

  1. Cesc dice:

    Un sitio donde se come realmente muy bien. Un comedor agradable, el servicio atento y un menú realmente barato (8 euros) para lo que ofrece. Comimos bistec (de la carta) y un menú: ensalada mixta con judía verde (lechuga crujiente, judías tiernas) y ternera: exquisita, presentada como si fuera jabalí, excelente. El bistec muy tierno. Las patatas fritas buenísimas. Discreto el vino del menú (sin aroma, corto, sin fruta). Un flan correcto y muy bueno el mousse de limón. Cafés correctos. Todo por 22 euros dos personas (un menú con vino, un filete, vino fuera de menú y un postre y dos cafés). Correcto. Eso sí: deberían ajustar un par de detalles de su menú. En primer lugar dar alguna opción más (sólo podíamos elegir entre una ensalada mixta y ternera, opciones escasas y sin pescado). En segundo lugar, como pasa en otros sitios de Asturias (y es de agradecer) las cantidades son muy generosas para una persona lo que hace que haya gente que comparta un solo menú y al restaurante no le salga rentable (ejemplo:la cantidad de patatas fritas era exagerada). Por tanto te insisten en que el menú no es compartible, un detalle discutible y bastante feo (se supone que tú lo pagas y el menu…es tuyo ¿no?). Como consideran que las cantidades han de ser siempre generosas…sólo hay una solución: poner un precio en el menú que incluso aunque una pareja comparta menú a ellos les salga rentable. Muy complicado, cierto, pero no entendemos que el Restaurante entre a discutir si compartes o no compartes. Y sino, pues que no pongan tanta cantidad. Para nosotros es mucho peor dejar la mitad de la comida en el plato. Al final la solución fue un menú y de la carta un segundo plato y un postre. En resumen un muy buen sitio para comer y al que recomendamos subir un euro o dos el precio del menú y con eso aprovechar para mejorar el vino y ofrecer algún plato más.

Cuéntanos tu empacho